Carabinero acusado de matar a detenido en comisaría de San Fernando

Este jueves, el Juzgado de Garantía de San Fernando decretó la medida cautelar de prisión preventiva para el excarabinero que se encuentra imputado por la muerte de un detenido en la 1° Comisaría de la ciudad. 

Tras la ampliación de su detención, durante esta jornada se realizó la audiencia de formalización en contra de Marcos Bastías Velásquez (35 años), acusado de matar a Juan Antonio González Echeverría el pasado lunes 18 de octubre, en el marco de una detención por violencia intrafamiliar. 

Las versiones, que aún están en proceso de investigación, indican que Juan Antonio fue seguido por su pareja y su pequeño hijo hasta un motel de San Fernando, donde fue sorprendido junto a una acompañante.

Ahí se habría producido una riña que dejó con lesiones a ambos miembros de la pareja. De hecho, transeúntes captaron un video donde González se ve ensangrentado.

Tras esto, el hombre habría tomado a su hijo y se dirigió con él a su domicilio. En tanto, la mujer fue a entablar una denuncia por violencia intrafamiliar y Juan Antonio fue detenido.

Por otra parte, la madre del fallecido, tras enterarse de su detención, llamó al celular de su hijo, registrando un impactante audio de lo que en ese momento ocurría en la unidad policial.

«Mi hijo pedía auxilio, mi hijo lloraba, mi hijo decía ‘ayúdenme, me están matando, me están ahorcando. Socorro, auxilio, me estoy muriendo’. Y se murió detenido, no hicieron nada», señaló la madre de la víctima, Estela Echeverría. 

En específico, en el registro se escucha: «¡Ayuda!… ¡Eres lo peor! … ¡Me estoy muriendo! ¡Me estoy muriendo!».

Desde Carabineros, el prefecto de Colchagua, coronel Rodrigo Bascuñán, señaló que «por controles internos, se detectó que uno de sus componentes hizo uso excesivo de la fuerza, por cuanto se determinó de forma inmediata apartarlo de las filas de la institución».

En tanto, el fiscal de San Fernando, Nicolás Núñez, detalló que: «El imputado realiza una maniobra con su mano izquierda, que aprieta el cuerpo de González Echeverría, quien se encontraba esposado y en contra de la pared del calabozo de la unidad. Esta maniobra dura aproximadamente 40 segundos, hasta que González Echeverría cae al suelo, desvaneciéndose».

Los comentarios están cerrados.