La temida fragata portuguesa está de regreso: Cierran playas en Maitencillo y Puchuncaví

Catalogada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una de las especies más riesgosas del planeta que habitan en aguas recreacionales, la Armada recientemente detectó su presencia en las costas nacionales. En casos extremos puede ocasionar la muerte.

La carabela o fragata portuguesa vuelve a acechar en las costas chilenas, tras su aparición en el país durante el verano de 2019. En esta ocasión, apareció inicialmente en tres balnearios de la comuna de Puchuncaví, Región de Valparaíso. Playa Aguas Blancas, ubicada en Maitencillo, Quirilluca y La Luna.

La noticia fue informada por la Armada de Chile, tras detectar la presencia de un número importante de ejemplares, por lo que la Seremi de Salud regional determinó el cierre provisorio de las mencionadas playas. Esto implica la prohibición de baño y restricción de actividades en el ámbito marino.

Como es de conocimiento, “la fragata portuguesa (Physalia physalis) secreta una neurotoxina que en contacto con las personas puede producir un intenso dolor, problemas respiratorios e, incluso, paros cardíacos al simple contacto con especies vivas o muertas, ya sea completa o con partes de ellas”, señaló la autoridad sanitaria a través de un comunicado.

Corresponde a la autoridad sanitaria el cumplimiento de su rol legal de ejecutar las acciones necesarias para velar por la protección de la salud de la población, “frente a riesgos producidos por el medio ambiente, en este caso, marítimo. Además, de la necesidad de establecer un procedimiento de control sanitario tendiente a evitar el riesgo de contacto de este hidrozoo con las personas”, añade el documento.

Los comentarios están cerrados.