Volcán de La Palma consume un centenar de casas y obliga a evacuar a unas 6.000 personas

El volcán de La Palma, el primero que entra en erupción en tierra firme en España desde el de Teneguía (también en La Palma) en 1971, mantiene en vilo a la isla canaria un día después de que empezara a arrojar fuego y ceniza.

El frente de lava que expulsa, de una altura media de seis metros, como un edificio de dos plantas, ya arrasa a su paso casas, cultivos e infraestructuras en localidades como Tacande o El Paraíso (pedanía de El Paso).

Avanza en la tarde de este lunes a unos 300 metros por hora, más despacio que los 700 metros por hora que se calcularon inicialmente junto a los conos eruptivos, según Vicente Soler, vulcanólogo del CSIC. Sobre las diez de la noche, ha comenzado la evacuación de la zona de Tacande, tras aparecer una nueva boca eruptiva, según ha informado la Guardia Civil.

Hasta el momento la erupción del volcán del municipio palmero de El Paso no ha provocado víctimas personales, pero ha obligado a evacuar de sus domicilios a cerca de 6.000 personas. Las últimas son las residentes en el la zona de Tacande, donde viven unas 700 personas, después de que en ese paraje haya aparecido una nueva boca eruptiva, según ha informado a las 10.15 el servicio 112 de Canarias a través de un tuit. El instituto armado, además, ha cortado numerosas vías de acceso, entre ellas la LP-2, una de las principales vías de la isla, lo que ha provocado fuertes retenciones en las principales carreteras de la isla. Poco después de que surgiera este nuevo cráter se ha registrado en la isla un terremoto de magnitud 3,6, según los datos del Instituto Geográfico Nacional, el más potente de los percibidos este lunes (ayer hubo uno de 3,8).

Posteriormente, el propio instituto rebajó la magnitud del seísmo, que fue percibido por la población de la isla, a 3,1. El avance de la lava está dejando una situación “desoladora” en la zona, según ha explicado el presidente del Cabildo, Mariano Hernández Zapata, pues la lava “se come literalmente viviendas, infraestructuras y cultivos que va encontrando en su camino hacia la costa del valle de Aridane”.

Los comentarios están cerrados.