Conozca la historia de una joven con síndrome de Tourette:Cuáles son los síntomas y causas de esta enfermedad

Con naturalidad, y muchas veces con humor, muestra lo difícil que para las personas como ella resultan ciertas tareas, debido a los movimientos involuntarios de su cuerpo y los sonidos y muecas que no se pueden controlar.

Evie Field, una británica de 20 años que padece del síndrome de Tourette, ha ganado gran popularidad en las redes sociales con videos donde muestra cómo es vivir cotidianamente con ese trastorno neuropsiquiátrico, que provoca tics involuntarios y repentinos.

Bajo el nombre de This Trippy Hippie, su cuenta en la plataforma TikTok tiene cientos de miles de reproducciones y más de nueve millones de seguidores, mientras que en YouTube alcanza los 360.000 suscriptores. En la descripción de su canal asegura padecer, además, problemas de salud mental, convulsiones y trastorno neurológico funcional (FND, por sus siglas en inglés).

Evie fue una talentosa gimnasta en su niñez. Resultó campeona nacional en 2011 y al año siguiente participó en el relevo de la antorcha olímpica en los Juegos Olímpicos de Londres. Sin embargo, una lesión en un codo le impidió seguir con su carrera. A sus 15 años comenzó a sufrir problemas mentales y tics que le provocaban hipo incesante. Para lidiar con la dificultad que esto muchas veces le genera para hablar, aprendió lenguaje de señas. En 2016 tuvo la primera convulsión de su vida, permaneció paralizada durante seis semanas y tuvo que usar una silla de ruedas.

Con la pandemia de coronavirus, las convulsiones y tics de Evie han empeorado, pero, según ella, la terapia con mascotas, entre otras cosas, la ayuda a aliviar los ataques. De cualquier manera, esta chica continuará asegurándose de que el mundo esté mejor informado respecto a este síndrome, que en la actualidad no tiene cura.

¿Cuales son los síntomas de Tourette?

Los tics, los movimientos o sonidos repentinos, breves e intermitentes son el signo distintivo del síndrome de Tourette. Los síntomas pueden variar de leves a graves. Los síntomas graves pueden interferir significativamente con la comunicación, el funcionamiento cotidiano y la calidad de vida.

Los tics se clasifican en:

  • Tics simples. Estos tics repentinos, breves y repetitivos implican un número limitado de grupos musculares.
  • Tics complejos. Estos patrones de movimientos diferentes y coordinados involucran varios grupos musculares.

Los tics también pueden involucrar movimientos (tics motores) o sonidos (tics vocales). Los tics motores suelen comenzar antes que los tics vocales. Pero el espectro de tics que las personas experimentan es diverso.

Además, los tics pueden:

  • Varían en tipo, frecuencia y gravedad.
  • Empeoran si estás enfermo, estresado, ansioso, cansado o emocionado
  • Ocurren durante el sueño
  • Cambian con el tiempo
  • Empeoran en la adolescencia temprana y mejoran durante la transición a la edad adulta

Antes de la aparición de los tics motores o vocales, es probable que se experimente una sensación corporal incómoda (impulso premonitorio) como picazón, cosquilleo o tensión. Cuando aparece el tic, se siente alivio. Con gran esfuerzo, algunas personas con síndrome de Tourette pueden detener o contener temporalmente un tic.

Consulta al pediatra de tu hijo si observas que tu hijo realiza movimientos o sonidos involuntarios.

No todos los tics indican síndrome de Gilles de la Tourette. Muchos niños desarrollan tics que desaparecen en forma natural después de unas semanas o de unos meses. Pese a esto, siempre que un niño tenga una conducta inusual, es importante identificar la causa y descartar problemas de salud graves.

¿Cuales son las causas de esta enfermedad?

Se desconoce la causa exacta del síndrome de Gilles de la Tourette. Es un trastorno complejo que, probablemente, se desencadena a causa de una combinación de factores heredados (genéticos) y ambientales. Las sustancias químicas en el cerebro que transmiten impulsos nerviosos (neurotransmisores), como la dopamina y la serotonina, pueden estar involucradas.

Los factores de riesgo del síndrome de Gilles de la Tourette son los siguientes:

  • Antecedentes familiares. Tener antecedentes familiares del síndrome de Gilles de la Tourette o de otros trastornos de tics puede aumentar el riesgo de desarrollar el síndrome de Gilles de la Tourette.
  • Sexo. Los hombres tienen entre tres y cuatro veces más probabilidades que las mujeres de desarrollar el síndrome de Gilles de la Tourette.

A menudo, las personas con síndrome de Tourette llevan vidas sanas y activas. Sin embargo, el síndrome de Tourette con frecuencia involucra desafíos de comportamiento y sociales que pueden afectar el autoestima.

Entre las enfermedades que suelen asociarse con el síndrome de Tourette se incluyen las siguientes:

  • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)
  • Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)
  • Trastorno del espectro autista
  • Dificultades de aprendizaje
  • Trastornos del sueño
  • Depresión
  • Trastornos de ansiedad
  • Dolor relacionado con tics, especialmente dolores de cabeza
  • Problemas con el manejo de la ira

Los comentarios están cerrados.